Alergia a los gatos, qué lo produce?

Hoy os vamos a hablar de la alergia a los gatos, qué produce dicha reacción y cómo minimizarla.

Qué produce la alergia a los gatos?

La alergia a los gatos la produce una proteína alergénica que contiene la piel, la saliva y que producen sus glándulas sebáceas de los gatos. Los científicos la han bautizado como Fel d 1.

Uno de los problemas que provoca es que el gato al acicalarse hace que la caspa (no olvidemos que es piel muerta) pase a su lengua y posteriormente, al hacer una nueva pasada, se pose en su pelaje. Esto hace que al pasearse por la casa vaya desprendiendo la caspa dejándolo todo lleno de la proteína Fel d 1.

Cómo sé que tengo alergia a los gatos?

La alergia es una respuesta exagerada del organismo cuando entra en contacto con determinadas sustancias. En el caso de las personas con alergia a los gatos se trataría de la proteína Fel d 1. El problema de esta sustancia es que es muy difícil de controlar pues viaja en la caspa de los gatos y esta, al llegar a niveles microscópicos, puede inhalarse con suma facilidad.

La respuesta del organismo puede variar según el grado de alergia. Pero puede ir desde una simple congestión nasal hasta un shock anafiláctico (casos muy extremos) pasando por ojos lloros, hinchazón, estornudos, etc. Aunque  lo recomendable es acudir a un alergólogo para asegurarse.

Qué hacer con la alergia a los gatos?

Pues básicamente hay varias cosas a tener en cuenta y estas pueden agruparse según si ya se tiene un gato o aún no.

Si ya se tiene un gato hay que tener en cuenta que las concentraciones de la proteína Fel d 1 están bajo control hormonal, por eso mismo hay ciertos factores que influyen a la hora de saber si un gato producirá más alergia que otros.

  • Los gatos esterilizados provocan menos alergia.
  • Las hembras provocan menos alergia que los machos.
  • Los cachorros provocan menos alergia que los adultos.

A parte de estos factores, también hay razas que provocan menos alergias que otras. Hemos visitado varias webs (Club Gatero, Gatospedia y Petdarling) y coinciden en varias razas como son el Balinés, Bengalí, Javanés, Devon Rex, Cornish Rex y Siberiano. Aunque discrepan en el Sphynx pues unos dicen que al no tener pelo no hay problema (pero recordemos que la proteína no está en el pelaje) y otros dicen que al no tener pelaje y al acariciarlos estamos entrando en contacto directo con su piel y su efecto puede ser más concentrado. Que cada uno saque sus conclusiones.

Si ya se tiene un gato, hay que tener en cuenta que es complicado mantener la alergia a los gatos a raya, pero siempre es posible minimizar los efectos llevando a cabo algunas acciones preventivas.

  • Cepillar el gato a diario, así eliminamos la caspa y exceso de pelo. No hace falta añadir que esto debe hacerlo una persona que no sufra alergia a los gatos.
  • Existen productos que se aplican al minino y que hace que baje la reacción alérgica.
  • Evitar que el gato entre en el dormitorio, pues es la habitación donde pasamos más tiempo y es conveniente mantenerla bien limpia.
  • Di no a las alfombras pues es donde se acumula más cantidad de pelo y de caspa. Ya sabemos lo que le gustan a los gatos las alfombras…
  • Pasar la aspiradora casi a diario para eliminar cualquier rastro de piel muerta.
  • Limpiar la cama y los juguetes de nuestro gato con asiduidad para evitar que se acumule demasiada piel muerta.
  • Y por último bañar al gato una vez a la semana o cada dos para eliminar cualquier rastro de la proteína.

Esperemos que os hayan sido de utilidad todos estos consejos para poder cuidar vuestro gato sin tener que preocuparos tanto por vuestra alergia a los gatos. 🙂