Arena para gatos, cual es la mejor?

Hoy os vamos a hablar de la arena para gatos. Qué es y que tipos hay para que podáis escoger la que mejor os convenga.

Qué es la arena para gatos?

Puesto que los gatos son unos animales muy limpios acostumbran a tener un rincón donde hacer sus necesidades y este, normalmente, acostumbra a ser una caja que le ponemos llena de arena. Pues esa arena es arena para gatos.

Qué tipos de arena para gatos hay?

Pues como muchos ya sabréis existen materiales muy variados para usar como arena para gatos. Como el gato es un animal que se domesticó hace varios miles de años cada época usaba lo que tenía más a mano… o simplemente dejaban salir el gato a la calle y que se espabilase. 🙂

Arena para gatos en el pasado

Pues a falta de jardín, cuando empezaron a crearse grandes ciudades, la gente empezó a poner cajones llenos de tierra o de serrín a los gatos para que hiciesen sus necesidades. No existía nada mejor, así que cada uno hacía los que podía.

Arena para gatos a base de sepiolita

Un clásico de la arena para gatos, en este caso tenemos que la sepiolita es un mineral muy poroso y altamente absorbente, de ahí su utilidad como arena para gatos. Su extracción es muy barata y por eso fue el primero en comercializarse a gran escala. Su principal problema es que no absorbe bien el olor y al cabo de varios usos es recomendable llevar una mascarilla para no intoxicarse. A parte que genera bastante polvo y tiene una vida útil muy corta.

Arena para gatos con materiales aglomerantes

Esta arena no es más que la anterior pero añadiéndole una arcilla aglomerante llamada bentonita. Lo que hace esta arena es compactar los deshechos de los felinos haciendo que sea más fácil separarlos de la arena limpia y poder tener un arenero en condiciones con más facilidad. El problema de esta arena para gatos es que tiene los mismos inconvenientes que la anterior.

Arena para gatos a base de sílice

La arena de sílice es una arena para gatos muy buena. Tiene un gran poder absorbente, es aglomerante, captura muy bien el olor y no genera polvo. Pero, como es previsible, todo esto tiene un precio (nunca mejor dicho) y es que se trata de un material que cuesta entre 3 y 6 veces más que las anteriores arenas. A parte, al tratarse de un material sintético, hay gatos a los que no les acaba de gustar esta arena.

Arena para gatos ecológica

Esta arena para gatos es la más nueva que ha salido al mercado. Esta hecha a base de virutas de pino u otras maderas. Las más ecológicas están hechas de madera muerta (no se tala ningún árbol para este fin). Acostumbran a estar tratadas para aumentar su capacidad aglomerante. Además, tienen la ventaja de que pueden tirarse por el lavabo y que al ser madera ya impregna el aire con olor a madera. Pero (siempre hay un pero) al ser virutas tiene tendencia a engancharse a las patas peludas de nuestros amigos provocando que dejen el suelo lleno de virutas.

Arena para gatos? Papel de periódico!

Es una forma de darle alguna utilidad al papel de periódico, podéis hacer pequeñas tiras y ponerlas en la caja de vuestro gato. No es muy bueno, pero hace su función. Esto es útil si vuestro gato se come la arena.

Hasta aquí nuestro artículo, si tenéis curiosidad o queréis saber más sobre el tema os dejamos un par de enlaces: Pet Darling y Cosas de Gatos.