Bobtail japonés, el gato de Japón

En este artículo os vamos a hablar de otra raza de gatos, hoy le toca al bobtail japonés.

Bobtail japonés, de Japón

Pues parece ser que el origen del bobtail japonés no es originario de Japón. Hay rumores que sitúan su origen en las Islas Kuriles, un archipiélago de islas que se extiende desde Hokkaidō, en Japón, hasta la península de Kamchatka el mar de Ojotsk del océano Pacífico Norte. Pero que llegó a Japón como gato de barco hará unos 1000 años.

Aunque hay quien sitúa su origen en China. Según cuenta la leyenda que los primeros gatos en llegar a Japón eran totalmente negros, después llegaron gatos completamente blancos y finalmente llegaron los que eran totalmente rojos. De esta manera nació el «mi-ké» (que significa tricolor) y dio inicio al que hoy se conoce como bobtail. Este gato se convirtió en un talismán para los marineros y no se atrevían a salir a la mar sin llevar un gato tricolor.

Características del bobtail japonés

El bobtail japonés es un gato de raza mediana. Tanto puede ser de pelo largo o de pelo corto, aunque ambos tienen el pelo suave y sedoso. Su cuerpo es esbelto, pero musculoso con unas patas largas. Aunque su principal característica es su cola corta, que parece la de un conejo.

Esta raza acostumbra a ser muy activa, extrovertida y curiosa. Además tiene facilidad a adaptarse a las nuevas situaciones. Pero no tolera la soledad, le encanta estar con otros gatos y también le gusta estar con humanos.

El bobtail japonés en el folklore japonés

El bobtail japonés es un icono de la cultura japonesa, donde hay muchas historias en las que aparece esta raza. Una de ellas es la del Maneki Neko del que hablamos hará un par de días. También hay una leyenda sobre el origen de esta raza y también otra relacionada con el Bakeneko (gato monstruo). Aunque estas ya las explicaremos en futuros artículos. 🙂

Si tenéis curiosidad por saber más sobre el bobtail japonés os dejamos un par de enlaces: Wikipedia y Mundo Animal.