Cómo darle una pastilla a un gato

Si ayer os contábamos como bañar a vuestro minino hoy os hablamos sobre cómo darle una pastilla a un gato…

Cómo darle una pastilla a un gato

Una de las primeras cosas que hay que hacer antes de saber cómo darle una pastilla a un gato es saber el tipo de pastilla que hay que darle al animal. Tened en cuenta que hay pastillas que se deben dar con el estómago vacío y que no conviene mezclar con la comida. También hay otros de liberación prolongada que no se deben triturar y mezclar con la comida pues pierden parte de su efecto.

Una vez tengamos eso en cuenta es hora de ponerse manos a la obra. Lo primero que hay que hacer para evitar llevarse un arañazo es enrollar al gato en una manta o una toalla como si fuese un burrito o un canelón. Si se tiene ayuda uno se encarga de aguantar el gato y la otra persona se encarga de darle la pastilla, pero si se está solo la mejor opción es ponerse de rodillas y poner al gato entre los muslos con la cabeza hacia el exterior.

Una vez tenemos al gato preparado es cuestión de abrirle la boca, para eso es necesario situar los dedos indice y pulgar de la mano izquierda (en caso de ser diestro) sobre los labios del animal quedando uno en el lado opuesto del otro formando una U con la mano bajo la mandíbula del gato. Ahora hay que levantar la cabeza del gato ligeramente y se empezará a abrir la boca, en ese punto los labios del gato deberían quedar entre nuestros dedos y sus dientes, si presionamos un poco hacia abajo el gato notará el diente con los labios y acabará por abrir la boca.

En ese momento es cuando deberemos tirarle la pastilla tan abajo como podamos pues si no corremos el riesgo de que la escupa. Y dejamos ir al minino, si lo hemos hecho bien acabará por tragar la pastilla, pero id con cuidado que los gatos son capaces de guardarse la pastilla en la boca y la escupirá cuando menos nos lo pensemos. Para asegurarnos le podemos ofrecer comida y agua, una vez le veamos tragar ya habremos acabado nuestra tarea. 🙂

Cómo darle una pastilla a un gato en modo fácil

Como dato adicional sobre cómo darle una pastilla a un gato os diremos que existe una jeringa (jeringa impulsora) para darle la pastilla al gato que nos facilitará el trabajo pues lo único que tenemos que hacer es poner la pastilla en la punta de la jeringa y meterla en la boca (con cuidado) y una vez dentro darle al émbolo para que caiga dentro. También existe un alimento especial llamado pill pocket que sirve para esconder pastillas en su interior.

Nuestro caso

Nosotros tenemos que darle un cuarto de Pepcid a Sora cada mañana. Al principio era un desastre, envolvíamos a Sora con una manta e intentábamos meterle la pastilla casi a la fuerza, lo conseguíamos tras un buen rato pero Sora nos odiaba por el resto del día. Se nos ocurrió la idea de camuflar la pastilla entre la comida, probamos diferentes alimentos hasta que encontramos uno con el que no detectaba la pastilla… bueno, casi nunca la detecta. Lo hicimos con lonchas de pavo, en los inicios no conseguíamos hacerlo bien, pero con el tiempo hemos perfeccionado la técnica.

Utilizamos un trozo de pavo alargado y envolvemos la pastilla dejándola tan al borde que le vamos a dar al gato como nos sea posible sin que se caiga. Al principio Sora olisquea un poco, le da un par de lametones y muerde la punta del pavo. Cuando ha descubierto que eso le gusta entonces va a dar los bocados más grandes y ahí es cuando aprovechamos el momento en que abre la boca para meterme el pavo dentro de la boca con la pastilla dentro.

Esta es nuestra técnica sobre cómo darle una pastilla a un gato. Evidentemente algunas veces la cosa sigue fallando y Sora escupe la pastilla o se le cae mientras mastica. Solo hay que repetir el proceso y ya está. 🙂

Tenemos un mini tutorial sobre cómo darle una pastilla a un gato que os irá muy bien: wikihow.