Cómo llegar a conocer a un gato

No es ninguna novedad decir que cada gato es un mundo pues cada uno tiene sus costumbres y su forma de hacer las cosas. Por eso mismo es normal que lo que funciona con un gato no funcione con otro. El llegar a conocer a un gato es, quizá, una de las partes más bonitas de la relación aunque también puede llegar a ser de las más frustrantes por el esfuerzo que ha de invertirse para obtener resultados.

Llegar a conocer a un gato

Evidentemente hay aspectos del carácter de un gato que pueden llegar a limarse educándolo, pero nosotros no estamos hablando de la educación si no de los gustos y las peculiaridades que le hacen especial. Nos referimos a que nuestro minino no dejará de ser quien es, con sus manías y sus rarezas. Por eso mismo, la mejor manera de llegar a conocer a un gato es con paciencia y pasando tiempo con él.

A nosotros nos ha pasado con Sora, la mayoría de gatos adoran la comida húmeda, pero a la señora no le gusta. Eso sí, se vuelve loca con el atún y el pavo. O con los juguetes, hemos probado un montón, pero ninguno de llos le ha gustado excepto sus ratoncitos y su cordel. Todo esto lo hemos descubierto pasando tiempo con ella e intentando conocerla mejor.

Una idea simple

Os parecerá una idea muy simple, pero es la verdad. Hemos visto programa como “My Cat From Hell” donde vemos imágenes de un gato que aterroriza a la familia propietaria mediante bufidos, arañazos y mordiscos. Y el señor Jackson Galaxy (el presentador del programa) casi siempre soluciona el problema de la misma manera, acercándose tranquilamente al gato y dedicándole algo de tiempo a conocerlo y ver que es lo que le pasa. Después de esto vemos que el gato es otro, que quizá no es tan malo como lo pintaban, y todo porque alguien se ha tomado la molestia en ver que es lo que le pasaba.

Con esto que os acabamos de explicar podríamos llegar a comparar la relación con un gato como si la tuviésemos con otra persona. Si quieres llegar a una persona tienes que pasar tiempo con con ella, y cuanto más tiempo pases más cosas sabrás de su carácter y de su forma de ser. Además, eso ayudará a fomentar las bases de la confianza mutua.

Para acabar el artículo queremos añadir que gran parte de los seres humanos, que no todos, somos (y seremos) gente que busca la vía fácil de las cosas y después nos preguntamos porque la cosa no ha salido bien. Esto es aplicable a cualquier tipo de mascota, en vez de tomarnos la molestia de conocerla y buscar soluciones nos deshacemos de ella porque no es como no los esperábamos o da más problemas de los que pensábamos.

Esperamos que os haya gustado nuestro artículo sobre cómo llegar a conocer a un gato. A ver si después de este artículo retomamos un poco el ritmo. 🙂