Desungulación, que es y que consecuencias tiene

El otro día en facebook hubo un comentario sobre el artículo de cómo cortarle las uñas a un gato que nos hizo pensar si no se estaba haciendo referencia a la desungulación y nos hemos propuesto hacer un artículo sobre este tema.

Qué es la desungulación?

La desungulación es un operación muy complicada y peligrosa que consiste en amputar la última falange del dedo del gato, base del tendón retráctil y lugar del nacimiento de la uña. Con esta operación lo que se consigue es que no vuelvan a crecer las uñas y tengamos a un gato incapaz de arañar nada.

Cual es el problema de la desungulación?

Como es bien sabido por todo el mundo los gatos arañan. Y arañan porque forma parte de su naturaleza. Utilizan las uñas para jugar, cazar, dejar marcas visuales y un sinfín de cosas. Es como si a nosotros nos amputasen los dedos de las manos, ya no podríamos utilizar la mitad de los dispositivos o herramientas que usamos de forma habitual.

Por otra parte, la desungulación implica también que el gato se queda sin el extremo de los dedos de sus patas frontales, cosa que afectará a su forma de moverse. Un ejemplo claro sería que a nosotros nos quitasen los dedos de los pies, perderíamos gran parte de nuestro equilibrio y ya no podríamos hacer las mismas cosas que antes.

Si eso fuese poco añadidle el hecho de, como hemos dicho antes, es una operación muy complicada y que puede tener muchas complicaciones. Aquí añadimos parte de la lista de complicaciones: dolor atroz, daño al nervio radial, hemorragia, huesos astillados que impiden la curación y un doloroso crecimiento de las uñas deformadas hacia dentro de la garra.

Por si no queda claro, desde Gato Vago consideramos la desungulación una mutilación y nos parece una aberración en toda regla.

Si después de esto queréis saber más sobre la desungulación os dejamos unos enlaces más completos sobre el tema: Nueva Vida Adopciones, Mundo Gatos y Blog 20 Minutos.