El arca de Noé y cómo ayudaron los gatos

Seguro que todos habréis oído la historia de el arca de Noé y el diluvio universal en la que Dios hizo caer un gran diluvio durante 40 días y donde solo avisó a Noé para que pudiera salvar a su familia y a una pareja de cada animal.

El arca de Noé y los gatos

Pues bien, parece ser que entre las parejas de animales que subió en el arca de Noé no había ningún gato puesto que no existían.

Entonces si lo gatos no existían de donde han salido? Bueno, pues parece ser que Noé tuvo algunos problemas con los ratones porque son animales que se reproducen a gran velocidad y acabarían por poner en peligro las provisiones que había en el arca de Noé, cosa que sería nefasta porque acabarían por morir de hambre todos sus ocupantes.

Noé pidió ayuda a Dios para poder solucionar este problema tan grave y éste le dijo que debía acariciar la cabeza del león tres veces. A la tercera caricia el león soltó un gran estornudo y salió disparada de sus fosas nasales una pareja de gatos. Estos animales se pusieron manos a la obra para controlar la población de ratones en el arca de Noé.

Así que gracias a los gatos Noé y el resto de animales pudieron sobrevivir a la travesía de 40 días.

Cosas que nos han parecido curiosas

Nos ha llamado la atención que antes de que sucediese la historia de el arca de Noé no existiesen los gatos como tal y que solo existiesen los grandes felinos como los leones.

Otro hecho que nos ha parecido curioso es el hecho de que los gatos surgiesen de las fosas nasales de un león. Eso quiere decir que los gatos son tratados como leones en miniatura?

Finalmente nos preguntamos si el trabajo que hicieron los gatos no lo hicieron los leones por ser demasiado grandes para cazar cómodamente dentro del arca.

Hasta aquí nuestro artículo sobre el arca de noé y los gatos, esperamos que os haya gustado! 🙂

P.D: Si queréis saber más sobre leyendas de gatos os dejamos un enlace a Gatos y Solo Gatos.