El Lenguaje de los Gatos: Sonidos

A veces, Sora habla con unos de sus ratoncitos. Es un juguete viejo, peludo y negro (como ella), sin cola y sin ojos, pero al que adora y se lleva a todas partes. A altas horas de la noche, los oímos charlar al pie de la escalera. Sora hace un sonido muy raro, como si fuera un pájaro, y maúlla con placer mientras maquina planes secretos de dominación mundial y humanos esclavizados con su compinche.
No sabemos exactamente por qué Sora decide que la mejor hora para ponerse a charlar con su amigo es de madrugada, pero por suerte nos entendemos con muchas otras cosas.
Los gatos son animales muy inteligentes y no hace falta que nosotros lo seamos mucho para entenderlos. Por ejemplo, para pedir comida, lo más común es que nuestro gato nos arrastre (si es de menester por la fuerza) hasta el comedero, o que si quiere entrar o salir rasque la puerta con sus zarpas hasta dejar unas bellas y estéticas marcas.

El lenguaje de los gatos

Foto de Sora con uno de sus juguetitos.

Hoy trataremos sobre los sonidos más comunes que emiten los gatos y que pueden ayudarnos a entender mejor el lenguaje de los gatos. Cabe recordar que pueden comunicarse de otras muchas maneras (con gestos, olores…) pero eso es otra historia y la trataremos en otra ocasión 🙂

Maullidos

Los gatos, entre ellos, se comunican por gestos (salvo excepciones). El maullido es la forma de comunicación que se reservan específicamente para los humanos: “hablan” con nosotros porque saben que no reconocemos tan bien los gestos. Los maullidos tienen muchas variedades (largos, cortos, suaves, fuertes) y dependerán de lo quiera el gato en ese momento.
Por otro lado, también es un sonido muy común en los gatitos, ya que al carecer de los sentidos de la vista y del olfato, es la mejor manera que tienen de llamar la atención de su madre.

Ronroneo

Cuando un gato ronronea es que está a gusto. Como curiosidad, hay algunos gatos que no saben cómo hacerlo (Sora, por ejemplo), pero eso no quiere decir que no estén contentos!

Gorjeo

El gorjeo, un maullido que suena casi como un pájaro piando, es la forma que tienen los felinos de saludarnos o de demostrarnos su aprecio. Si estan junto a la ventana i les gorjean a los pájaros, también les estan diciendo que los aprecian… aunque de otra manera 😉

Gruñidos, bufidos y aullidos

Evidentemente, se trata de la manera que tienen los peludetes de hacernos saber que están incómodos o que tienen miedo. Se combinan con otras señales como orejas tiradas hacia atrás, pelo erizado o mostrando los colmillos. Pueden tener una intensidad baja (un gruñido suave y constante, de advertencia, que normalmente va seguido de un arañazo o de un intento de mordisco) o alta (el aullido intenso y brutal de cuando el veterinario les toma la temperatura metiéndoles el termómetro por sus partes pudentas).
Además de en el veterinario, las gatas hembras aúllan cuando están en celo. Son maullidos muy fuertes y que pueden resultar bastante molestos al acostumbrar a producirse por la noche. Esta llamada acostumbra a preceder a una pelea de los posibles candidatos machos por la hembra.
Y estos son los sonidos más comunes emitidos por los gatos. En otros artículos trataremos otras formas de comunicación y comportamiento de los gatos. Así que ya sabéis, escuchad a vuestros gatos como os escuchan ellos a vosotros!