Gato enfadado, araña hasta con el rabo

Un nuevo artículo sobre refranes, que hacía tiempo que no hablábamos sobre ellos. Hoy os explicamos el significado de: «Gato enfadado, araña hasta con el rabo». 🙂

Gato enfadado…

Todo el mundo ha visto a un gato enfadado y la verdad es que no es una visión agradable, sobretodo cuando eres tú el objetivo de su enfado. Además el gato está provisto de unas uñas muy afiladas y es un animal con unos reflejos muy desarrollados. Así que sabiendo todo esto es fácil llegar a la conclusión de que lo que dice el refrán de «Gato enfadado, araña hasta con el rabo» es totalmente cierto.

Desde cuando lleva el gato enfadado?

La verdad es que no sabemos porque no hemos sido capaces de encontrar, nuevamente, el origen de este refrán. Parece que a la que nos desviamos un poco de los refranes más conocidos no existe ningún tipo de información al respecto. Pero bueno, nos arriesgaremos y daremos nuestra propia opinión. 🙂

El refrán, probablemente, se inició cuando alguien sufrió o presenció el ataque de un gato enfadado. Como comentamos arriba los gatos son animales muy rápidos y muchas veces dan la sensación de que golpean con más de dos y de tres patas a la vez. Por lo tanto, suponemos, que si hablamos de un gato enfadado podemos decir que «gato enfadado, araña hasta con el rabo». 🙂

Otro significado que le hemos encontrado es que cuando los gatos se enfadan se les erizan los pelos de la espalda y los de la cola dando el efecto que te podrían arañar incluso con el rabo.

Y estas son las dos interpretaciones que hemos encontrado nosotros del refrán «Gato enfadado, araña hasta con el rabo». Si se os ocurre alguna más no dudéis en hacérnoslo saber! 🙂