Gato enfermo? Cómo saberlo?

En este artículo os vamos a hablar sobre cuales son algunos de los indicadores para detectar a un gato enfermo.

Un gato enfermo se nota

Para detectar a un gato enfermo hay que estar un poco atentos a nuestro gato. No hace falta estarlo vigilando las 24 horas del día, pero si que es conveniente tener controlados sus hábitos.

Una de las primeras cosas que hay que vigilar es el comedero, si nuestro gato se empieza a mostrar apático a la hora de comer puede significar que tiene un problema estomacal o cualquier otra dolencia. También es conveniente vigilar su bebedero, por si bebe en exceso. En este caso nos equiparemos con unos guantes y revisaremos su arenero en busca de diarrea o de deposiciones diferentes a las habituales, en este caso hay que llevarlo al veterinario.

El vómito también es un signo de que algo no va bien y puede significar que nuestro gato no se encuentra bien. Pero tampoco hay que ir al veterinario si ha vomitado una vez, le puede haber sentado algo mal o puede haber pasado cualquier otra cosa. En caso de que ocurra a menudo es momento de llevarlo directamente al veterinario.

Otra forma de detectar a un gato enfermo es cuando este se muestra desganado, que parece que va todo el día cansado y que no tiene ganas de jugar ni de hacer absolutamente nada. También puede suceder que esté mareado y pierda el equilibrio. Incluso puede ser que esté más gruñón o irritable de lo habitual.

Cuando pase cualquiera de estas cosas es bueno tener el arenero cerca para ver si tiene problemas a la hora de orinar. En caso de que le cueste puede ser que nuestro gato esté enfermo.

Esto son unas pocas nociones de las cosas que indican si nuestro gato se encuentra mal. Nosotros no somos veterinarios y no podemos aconsejar ningún tipo de tratamiento ni nada por el estilo. Ante cualquier problema es conveniente consultar con un veterinario.

Aquí os dejamos un enlace por si queréis saber más sobre si vuestro gato está enfermo: Uncomo