Gato Manx, el gato sin cola

En este artículo de Gato Vago os vamos a hablar del gato Manx, una raza de gato que se caracteriza por no tener cola o tenerla muy pequeña. 🙂

Gato Manx, el gato sin cola

Los gatos de la raza Manx tienen su origen en el siglo XVIII en las islas Man (en Gran Bretaña) donde el gentilicio para la gente de la isla es Manx (Manés en español), de ahí su nombre.

Como ya os hemos dicho en el título, la característica más llamativa de los gatos Manx es el hecho de que no tienen cola o la tienen muy corta (como el Bobtail japonés). Esto es debido a una mutación genética que controla un único gen y que, según como sean los alelos, puede dar lugar a tres combinaciones:

  • Dos alelos dominantes: sale un gato con una cola normal.
  • Un alelo dominante y uno recesivo: sale un gato Manx.
  • Dos alelos recesivos: el feto no llega a desarrollarse.

Los gatos de la raza Manx se les clasifica en diferentes grupos según la longitud de su cola:

  • Rumpy: No tiene cola, aunque puede tener un mechón de pelo como los conejos.
  • Riser o Rumpy Riser: Tiene una protuberancia del cartílago bajo la piel, se le nota más cuando el animal está feliz y levanta su cola.
  • Stumpy: Cuando la cola tiene unas pocas vértebras que están fusionadas.
  • Stubby: Tiene una cola corta de vértebra no fusionadas, puede llegar a medir la mitad de la cola de un gato normal.
  • Longy: La longitud de la cola puede ir desde la mitad de la de un gato normal hasta la de un gato normal.

Características físicas

El gato Manx acostumbra a ser de tamaño entre pequeño y mediano con una constitución musculosa. Tiene un pecho amplio, redondo y curvo con unos hombros caídos. Sus patas traseras son más largas que las delanteras. Además, tiene una cabeza ancha y redonda, con mejillas bien desarrolladas, nariz pequeña, orejas ligeramente en punta y separadas, cuello largo y fuerte.

Carácter

A los gatos de la raza Manx son gatos inteligentes y juguetones a los que les gustan los ambientes tranquilos, no le resulta difícil adaptarse a un ambiente familiar. Aunque si crece en un ambiente de exteriores mostrará sus instintos cazadores. Se les conoce también por tener un carácter un poco “perruno” con su familia pues no dudará en proteger a ninguno de sus propietarios. 🙂

Curiosidades de los gatos Manx

Parece ser que existe una leyenda que explica como los gatos perdieron sus colas y está relacionado con el Arca de Noé. Según cuenta la historia el gato iba rezagado por estar jugando y llegó tarde. Por su impuntualidad Noé le cortó la cola con la puerta. Pero, curiosamente, hace un tiempo os contábamos que en el Arca no llegó a subir ningún gato pues surgió del estornudo de un león.

Otra leyenda cuenta que el Manx surgió del apareamiento de un gato con un conejo, esto no es verdad pues ambas especies son diferentes como para llegar a tener descendencia (ya os haremos un artículo más extenso sobre el tema 🙂 ).

Si queréis saber más sobre el gato Manx os dejamos un enlace: Wikipedia.