Gato sagrado de Birmania o gato birmano

En este artículo os vamos a hablar del gato sagrado de Birmania, también conocido como gato birmano.

La historia del gato sagrado de Birmania

Parece ser que esta raza está rodeada de historias pues hemos encontrado dos en la que se ve envuelto el gato sagrado de Birmania. La primera historia la encontramos en la wikipedia:

Hace muchos siglos las gentes de Khmer construyeron el templo de Lao-Tsun, para adorar a la Diosa de oro con ojos de zafiro Tsun-Kyan-Kse. Mun-Ha, que era un sacerdote muy querido, a veces se quedaba arrodillado frente a la Diosa junto a Sinh, el precioso gato del templo. Una noche, una banda de ladrones asaltó el templo y Mun-Ha fue asesinado. Cuando Mun-Ha murió, Sinh posó sus patas sobre su maestro y miró a la Diosa de oro. Mientras lo hacía, el vello de su cuerpo se tornó dorado, sus ojos amarillos cambiaron al color azul zafiro, y sus cuatro patas adquirieron el color de la tierra, más sus «manos» quedaron de un color blanco inmaculado, por la pureza de su maestro. A la mañana siguiente, los cien gatos del templo eran ahora dorados como Sinh, que no dejó el trono sagrado hasta 7 días después, cuando murió y llevó el alma de su Maestro al Paraíso.

La verdad es que esta historia sobre el gato birmano es muy bonita pese a su trágico trasfondo. La segunda historia es bastante similar a esta, aunque tiene sus diferencias. La siguiente ha sido extraída de deanimalia.

En el siglo IX, la zona del Sureste Asiático que hoy corresponde a Myanmar (antigua Birmania), Tailandia y Camboya, estaba dividida en reinos controlados por el pueblo jemer. Cada reino tenía en su centro un pueblo budista: los principales eran Ava y Pegu, en Myanmar, Ayutthaya en Tailandia y Angkor en Camboya. Estos reinos sufrieron la amenaza constante de los invasores tailandeses, hasta que en el siglo XV, los destruyeron, si bien quedaron en pie algunos templos. En ellos habitaban gatos totalmente blancos que, según la creencia budista, representaban las almas de los sacerdotes muertos. Los gatos gozaban de un prestigio especial y recibían muchos cuidados. Según algunas crónicas, podrían haberse utilizado para proteger los templos de los intrusos, pero el gato sagrado de Birmania es tan manso, que parece poco probable que fuera así.

Características físicas del gato birmano

El gato sagrado de Birmania se caracteriza por ser una raza de tamaño medio con patas cortas y fuertes. Su cabeza es ancha y triangular, además acostumbra a presentar una mancha oscura que le ocupa gran parte del rostro bastante característica. Aunque por lo que se reconoce rápidamente a un gato sagrado de Birmania es por sus ojos azules y sus «guantes» blancos en las patas. También por su aspecto peludo y mullidito. 🙂

Caracter del gato sagrado de Birmania

Como se puede leer en la segunda historia el gato birmano es una raza muy tranquila y dócil. Además le gustan mucho los juegos y estar en compañía, tanto de humanos como de otros animales. También se le considera un animal extremadamente inteligente y tienen una facilidad pasmosa para adaptarse a cualquier nuevo entorno.

Cuidados del gato sagrado de Birmania

Como es una raza de pelo semilargo es recomendable cepillarlo de forma habitual, aunque tampoco hay que preocuparse en exceso porque el pelo del gato sagrado de Birmania tienda a no apelmazarse ni a enredarse.

El principal problema del gato birmano es que es un gato que tiene tendencia a tener enfermedades oculares como cataratas. Además de enfermedades neurológicas tales como Encefalomiopatía familiar, Axonopatía o Polineuropatías, Enfermedad vestibular congénita.