Gatos de colores, por qué mi gato es así?

Pues aquí tenemos el artículo que habíamos prometido sobre la genética de los gatos para responder a la pregunta de por qué hay gatos de colores. Si queréis más información tenéis este artículo.

Gatos de colores para todos los gustos

Los gatos, como los seres humanos, tienen células que tienen, en el caso de los gatos, 19 pares de cromosomas. Donde el padre da a la camada 19 cromosomas (un par de cada) y la madre ofrece los otros 19. De estos cromosomas hay que son dominantes (que mandan) y otros que son recesivos (lo contrario), eso quiere decir que si, por ejemplo, tenemos que el padre aporta el cromosoma de pelaje negro, que es recesivo, y que la madre aporta el cromosoma de pelaje atigrado, que es dominante, la cría tendrá el pelaje atigrado pero aún tendrá el cromosoma de pelaje negro que podrá pasar a su descendencia (esto es un ejemplo inventado). También puede haber una alteración genética o una mutación y provocar que la cría tenga un color totalmente diferente.

Después de la base toca el color

Después de explicar como funciona la genética toca explicar que los gatos tienen dos pigmentos que dan color al pelaje: rojo y negro. Después existe el blanco, pero no como color sino como ausencia de cualquier de los dos pigmentos. Entonces la densidad, la intensidad y la disposición a lo largo de las fibras de cada pigmento ofrece una gran variedad de colores de pelajes.

Después del color toca la disposición

Como bien sabemos los gatos no acostumbran a tener un solo color en su pelaje si no que tienen manchas, son atigrados, tienen dos colores, etc. Y esta disposición tiene varias clasificaciones:

  • Color sólido: Un único color.
  • Colores atigrados: gatos con líneas llamadas marcaciones atigradas.
  • Colores escamados: mezcla de colores que pueden ser sólidos o atigrados.
  • Colores punteados: con manchas en cara, patas y cola.
  • Gatos con pelaje blanco: todas las combinaciones anteriores con blanco.