7 gatos de película y 1 fuera de serie

A primera vista, parece que los gatos no han tenido tanto protagonismo en el cine como los perros. Pero, si indagamos un poco, encontraremos muchos gatos presentes, de incluso protagonistas, de muchos películas del séptimo arte. Aquí os presentamos 7 gatos de película y 1 fuera de serie.

Alien (1979, Ridley Scott)

El primero de los gatos de película es Jones, o Jonesy, es la mascota de Ripley. El pequeño gato de color tostado y bigotes remolones se encontrará ante la amenaza alienígena con sus otros compañeros de viaje a bordo del Nostromo. En la película, se usaron hasta cuatro gatos diferentes para filmar sus distintas reacciones (bufidos, etc.)

Alicia en el país de las maravillas (1951, Disney)

El conocido gato Cheshire de Alicia en el país de las maravillas es un felino muy gordo, basado en el British Shorthair, de color violeta y rosa con una sonrisa blanca y curva como la Luna que le hará las cosas más difíciles a la protagonista (como buen gato que es).

El padrino (1972, Francis Ford Coppola)

Suponemos que éste fue el primer gato en la gran pantalla en dejarse acariciar por el “malo”. En todo caso, se ha convertido en un verdadero cliché. Sin nombre conocido, este felino fue encontrado por el director, Francis Ford Coppola, en el parquing de la Paramount. Dices que ronroneó tan fuerte al filmar la escena que tuvieron que grabar las voces encima!

Desayuno con diamantes (1961, Blake Edwards)

Gato, la mascota de la fascinante Holly Golightly, fue otro gato de color tostado estrella de una película. Lo interpretó la superestrella felina Orangey, muy prolífico en los 50 y en los 60, y el único gato en ganar dos Patsy (el equivalente animal de los Oscar). Orangey fue un gato borde, que mordía y arañaba a los actores, pero apreciado por poder trabajar durante horas en una película (aunque a veces se escapaba, y entonces había que parar de filmar y buscarlo!)

Harry Potter (2001 – 2011, varios directores)

Angus Finch y la señora Norris son dos de los personajes más desagradables de la saga Harry Potter, aunque no podemos negar que ella tiene su encanto. Gozando de una fuerte conexión con su dueño y muy dedicada a su trabajo (fastidiar a los estudiantes), los fans hasta creen que la señora Norris es una especie de gato mágico especialista en hacer el mal y resultar de lo más odioso. En las películas, fue interpretada por tres Maine Coon, Maximus, Alanis y Tommy, aunque también se usaron animatronics. Maximus se especializó en correr junto a Finch, mientras que Alanis se quedaba quieta en sus brazos. Dicen que hacía tan bien su trabajo que hasta se dormía entre tomas!

Harry Potter (2001 – 2011, varios directores)

Y más Harry Potter. Otro de nuestros gatos favoritos es Crookshanks, la mascota mitad gato Himalayo, mitad keezle de Hermione. Con se cara chafada y peluda resulta adorable! En la película, es interpretado por Crackerjack (a quien su cuidador le puso pelo que ya había cepillado para hacerlo más esponjoso y fiel al original), Prince y Pumpkin.

Men in Black (1997, Barry Sonnenfeld)

Para acabar la lista de gatos de películoa tenemos a Orion, el gato de esta alocada comedia de ciencia ficción, es un gato más importante de lo que parece, ya que pertenece a una familia real alienígena y guarda una galaxia entera en su collar.

Sabrina, cosas de brujas / Sabrina, la bruja adolescente (1996 – 2003)

Salem Saberhagen es el gato negro de Sabrina, la heroína de esta sit-com adolescente sobre las aventuras de una bruja que vive con sus incombustibles tías. Su famosa frase “Pero Sabriiiina!” y su triste historia de fallida dominación mundial hacen que Salem tenga un lugar muy especial en nuestros corazones. Es el único personaje, aparte de la propia Sabrina, en aparecer en todos los capítulos e incluso las películas para televisión de la serie, y hasta tiene un spin-off en forma de novelas (Salem’s Tails). En las escenas sin diálogo, fue interpretado por hasta cuatro gatos diferentes y, en las escenas habladas, era un animatronic controlado hasta por tres marionetistas.

Y con esto acabamos nuestro artículo sobre gatos de película y fuera de serie. Esperamos que os haya gustado. 🙂

No has tenido suficientes gatos?
Recíbelos en tu correo

Suscríbite a nuestra lista de correo para recibir los posts más interesantes sobre gatos!