Gatos sordos, cómo saber si los míos lo son?

En este artículo os vamos a hablar de gatos sordos. Básicamente cómo podemos saber si nuestro gato tienen un problema de audición.

Gatos sordos correteando por casa

No hace falta decir que los gatos tienen un oído muy fino, aunque la mitad de las veces no nos hacen ni caso excepto cuando oyen la palabra «jamoncito», como pasa con Sora, que entonces nos entiende a las mil maravillas… En fin, puesto que tienden a ignorarnos y que son animales que tienen todos sus sentidos muy agudizados es complicado saber si tenemos a gatos sordos correteando por casa.

Pruebas para gatos sordos

Pero que no sea tarea fácil no quiere decir que no pueda hacerse. Hay varias pruebas que pueden hacernos saber si nuestro gato nos oye o no.

Una de ellas es usar la aspiradora, es bien sabido que los gatos no son muy amigos de la aspiradora (siempre hay excepciones). Así que si pone mala cara y se mira a ese trasto endemoniado con cara de pocos amigos es que oye la mar de bien.

Otra consiste en abrir una lata o una bolsa de comida en un lugar en el que no pueda vernos, si no viene al oír el ruido de apertura quiere decir que nuestro gato no oye demasiado bien porque ya nos diréis qué gato puede resistirse a eso. 🙂

Además, hay otra prueba que consiste en escuchar los maullidos de vuestros gatos. Si el maullido es muy alto o más de lo habitual quiere decir que no calcula muy bien el volumen de su voz y es un indicio de que no oye demasiado bien.

Finalmente os dejamos una prueba más. En esta lo que haremos será dar una palmada muy fuerte cuando el gato no esté mirando (es un poco cruel, pero funciona mejor cuando duermen) y si no reacciona quiere decir que no oye muy bien. Aunque puede ser que nuestro gato se haya acostumbrado al ruido, así que no está de más dar cuatro o cinco más para asegurarnos.

Estás son las pruebas que consideramos más fiables para saber si nuestro gato está sordo. Si queréis saber más pruebas sobre los gatos sordos os dejamos, como siempre, un enlace con más información: Gatos en casa