Gatos viejos o senior, como cuidarlos?

Hace un tiempo una seguidora de Gato Vago en facebook se quejaba que siempre hacíamos artículos hablando de gatitos, por eso mismo hHoy os vamos a hablar sobre como cuidar a los gatos viejos o senior y a daros algunos consejos para cuidar a vuestro gatito anciano. 🙂

Gatos viejos, como saber si el mío lo es?

Desde hace varios años se ha notado un incremento en la longevidad de los gatos debido a que cada vez tienen mejores cuidados. Esto nos lleva a algún día en que nuestros gatos se convertirán en gatos viejos y en ese momento hay varias cosas a tener en cuenta para cuidarlo mejor.

Sobre cuando se considera que un gato es viejo o senior nos hemos encontrado con que en Internet la gente no se pone de acuerdo. Hay sitios donde indican que nuestros gatos podrían considerarse gatos viejos cuando tienen 7 años, otras que es a partir de los 8 y, finalmente, otras que consideran que es a partir de los 10 años… A nosotros nos gustan los números redondos, así que consideraremos que es a partir de los 10 años. Aunque hay que tener en cuenta que el cambio no será brusco y ocurrirá de un día para otro, si no que poco a poco nuestro gato irá entrando en la vejez.

Cómo cuidar a los gatos viejos?

Uno de los puntos importantes para gatos viejos, y no tan viejos, es hacer deporte. Cuando se llega a cierta edad puede pasar que el gato se vuelva más sedentario y se pase todo el día en el sofá. Hay que evitar esto y jugar con el gato, haciendo que se mueva. Esto será beneficioso porque mejorará la circulación y ayudará al minino a mantener un buen tono muscular.

También se debe vigilar lo que come, puesto que su metabolismo ya no funciona igual que cuando era un cachorro. Se debe ir con cuidado cuando se produce un cambio repentino en su peso (tanto si gana como si pierde peso) puede indicar que hay un problema y hará falta avisar de inmediato al veterinario.

A veces pasa que trabajamos fuera o tenemos poco tiempo para estar con nuestro gato y una opción interesante sería adoptar a un segundo gato para que le haga compañía y también haga un poco de ejercicio. Aunque esta opción es complicada para los gatos viejos que no están acostumbrados a compartir su espacio con otro gato puesto que puede provocar una reacción totalmente inversa al sentir su posición en peligro.

Finalmente hay que vigilar el comportamiento de vuestro gato viejo. Cualquier conducta fuera de lo habitual puede suponer un problema. Como por ejemplo si hace sus necesidades fuera del cajón de arena puede significar una infección del tracto urinario. Si deja de comer puede significar que tiene problemas con sus dientes. Así que ante cualquier cambio importante llevadlo al veterinario.

Como siempre os dejamos un par de enlaces por si os habéis quedado con ganas de saber más sobre los gatos viejos: About y El Gato en Casa.