Hello Kitty no es un gato, ni una gata!

Pues si, señoras y señores, Hello Kitty no es un gato! Aunque posiblemente ya lo supieseis porque la noticia es del 2014.

Hello Kitty no es un gato?

Pues no, y Hello Kitty no es una gata tampoco (no es ni un gato ni una gata). Así lo han hecho saber Sanrio, sus creadores. La verdad es que viendo la forma de su cabeza, sus orejas, sus bigotes y su nariz cuesta decir que Hello Kitty no es un gato. Aunque tampoco es cuestión de llevarle la contraria a sus creadores, que sabrán mejor que nadie qué es Hello Kitty. Aunque, curiosamente, han dicho que entienden que se haya producido esta confusión pero que Hello Kitty no es un gato.

Si Hello Kitty no es un gato entonces que es?

Pues según los señores de Sanrio y tras preguntarles «Qué es Hello Kitty» han dicho:

Hello Kitty es una niña pequeña, alegre y feliz, con un corazón de oro.

Si, nosotros también se nos quedó esa misma cara, cuesta verle el parecido con una niña. La declaración sigue con:

Hello Kitty no es una gata. Es un personaje de dibujos animados. Una niña pequeña. Una amiga. Pero no una gata. Nunca ha sido representada a cuatro patas. Camina y se sienta como una criatura que camina sobre dos piernas.

Aunque por otra parte hay que tener en cuenta que Hello Kitty no es un gato porque ya tiene una gata llamada Charmmy Kitty que, curiosamente, tiene un aspecto bastante parecido a Hello Kitty pero que se le considera una gata porque va a cuatro patas.

Y, posiblemente, os estaréis preguntando como es posible que después de 40 años a los creadores de esta niña se les haya ocurrido decir que Hello Kitty no es un gato? Pues todo empezó cuando la antropóloga Christine Yano, que preparaba unos textos para una exhibición de objetos en el Japanese American National Museum, pasó su texto a los señores de Sanrio para que lo revisasen y le respondieron que se equivocaba al dar por hecho que Hello Kitty era una gata.

No deja de ser curioso que, hasta 40 años después, no se haya sabido que Hello Kitty no es un gato. Suponemos que esto es lo que pasa cuando das algo por hecho y no preguntas. 🙂

Como siempre, os añadimos un enlace a la noticia por si queréis saber más: Los Ángeles Times.