La leyenda de la cola del bobtail japonés

La semana pasada os estuvimos hablando de la raza bobtail japonés, que tiene una cola parecida a la de un conejo. Además de hablaros del Maneki Neko, un gato que acabó salvando a un noble japonés. Pues bien, hoy os vamos a hablar sobre la leyenda de la cola del bobtail japonés.

La leyenda de la cola del bobtail japonés

Revisando un poco Internet, concretamente la wikipedia, hemos encontrado una pequeña historia que explica el motivo por el que los gatos de Japón tienen una cola tan corta:

Se dice que un gato se quedó dormido cerca de un fuego para calentarse, y que su cola comenzó a arder. Entonces, alarmado corrió por toda la ciudad, provocando que se incendiara, y el incendio fue tan grave que la ciudad quedó en cenizas. Al ver lo sucedido, el Emperador ordenó que a todos los gatos les cortaran sus colas como medida preventiva. Y desde entonces la tienen así.

Como todas las leyendas seguramente tendrá una parte de verdad. Posiblemente sea la parte en la que el gato se quema la cola y empieza a correr con el rabo en llamas por toda la ciudad. Pero tampoco  descartamos la opción de que el Emperador decidiese cortar la cola a todos los gatos de Japón, ya se sabe que hay gente muy bestia por el mundo. 😉

Aunque también puede que sea una leyenda divertida en la que no salió herido ningún gato y, simplemente, se trate de la evolución que ha dejado al bobtail japonés sin una cola larga como a sus primos de otras razas que hay por el mundo. 🙂

Y esta es la leyenda de la cola del bobtail japonés. Esperamos que os haya gustado y nos vemos mañana con otro artículo en Gato Vago! 🙂