La loca de los gatos y la ailurofilia

El otro día hablábamos de la fobia a los gatos y hoy nos vamos al otro extremo, un amor incondicional por los gatos.

La loca de los gatos, toda una institución!

Nosotros siempre hemos asociado a la loca de los gatos con una señora de edad avanzada y bastante descuidada a la que le encantan los gatos. Normalmente acostumbra a tener varios rondando por su casa, pero también lleva comida y agua a puntos estratégicos donde sabe que hay colonias de gatos cerca.

Este sentimiento de querer a los gatos es conocido como ailurofilia que proviene del griego (como ailurofobia), compuesto por ailuro que es gato y filia (philos) que es amor.

La loca de los gatos y el síndrome de Noé

No debe confundirse el amor por los gatos con el síndrome de Noé. Éste síndrome es una patología que lleva al enfermo a querer acumular todo tipo de animales de compañía en casa llegando a un punto en que le resulta imposible tener un cuidado adecuado de estos. Se conocen casos de personas que han llegado a acumular más de 1000 animales en su casa.

Evidentemente puede ser que haya alguna señora que sufra tal síndrome, pero la mayoría de las veces solo es amor hacia los mininos.

Nuestra experiencia con la loca de los gatos

Un miembro de Gato Vago tiene un recuerdo de cuando era pequeño con la loca de los gatos. Resulta que donde vivía había una fábrica abandonada con  una ventana con rejas y un cristal roto, justo ahí la señora dejaba comida para los gatos. Y una de las veces solo dejar la comida empezaron a salir gatos, uno tras otro, cogían su ración y volvían a entrar. Le resultó curioso y divertido ver como iban en orden, sin decir nada, solo coger su comida y dejar espacia para el siguiente.