Nunca falta un gato para lamer el plato

En este artículo vamos a analizar el refrán «Nunca falta un gato para lamer el plato». 🙂

Nunca falta un gato para lamer el plato y sobre todo si hay salsa

En un primer momento lo que nos ha venido a la cabeza con este refrán es que a los gatos (aunque quizá esta imagen la tengamos más asociada a los perros) se les dejaban las sobras de la comida y ellos la mar de contentos. Por eso mismo nosotros los hemos interpretado como que lo que no quiere una persona o ya no lo usa puede servirle a otra persona.

Pero en este caso parece ser que nos hemos desviado un poco con el refrán «Nunca falta un gato para lamer el plato». Pues según hemos encontrado tiene un significado ligeramente diferente del que pensábamos.

El significado de este refrán es similar al de «Siempre hay un roto para un descosido». En este caso no se haría referencia a los objetos si no a las personas. Por lo tanto, ambos refranes tienen el significado de que siempre hay alguien ideal para otra persona. Aunque el problema que le vemos a los refranes es que normalmente se usan de forma despectiva, pues dudamos mucho que a alguien le guste ser un roto, un descosido o las sobras de un plato. Pero aún así creemos que tiene un bonito mensaje de que todo el mundo tiene su alma gemela por algún lado, aunque muchas veces cueste encontrarla. Así que ya sabéis, si no la habéis encontrado todavía no perdáis la esperanza y a seguir buscando! 🙂

Si queréis saber más sobre el refrán «Nunca falta un gato para lamer el plato» os dejamos un enlace que habla de varios refranes: Deficiencia popular