Peleas de gatos! Cómo solucionarlas?

Nuevo artículo en Gato Vago! Hoy os vamos a hablar de las peleas de gatos!

peleas de gatos

Foto de dos gatitos anónimos hecha por Niels Kliim usada con licencia Creative Commons.

Cuando se producen las peleas de gatos?

Ya sabemos que los gatos son animales territoriales y que tienen tendencia a proteger su territorio y sus recursos. Por eso mismo hay que ir con cuidado si se pretende introducir un nuevo gato en la casa. Aunque eso ya lo explicaremos en otro artículo. 🙂

Hay varios motivos que pueden provocar las peleas de gatos. Uno de ellos son los gatos no esterilizados, estos gatos sienten la necesidad de procrear con lo que juntar a dos puede acabar en una de las tan temidas peleas de gatos. Los celos es otro de los motivos por los que los gatos se pelean, si hay un nuevo gato y le damos más atención, el gato veterano tendrá la sensación de que le estamos abandonando e irá a atacar lo que él cree que es su principal problema. Las peleas de gatos también pueden ser originadas por enfermedades o visitas al veterinario, el gato sano nota que ha cambiado algo y que su compañero no es el mismo y trata de cambiar la situación. Otra causa puede ser el gato del vecino, si tenemos a nuestro gato encerrado en casa y ve como los otros gatos se pasean por sus dominios tiende a pagar su frustración con el minino con el que comparte la casa.

Cómo solucionar las peleas de gatos?

Hay que tener claro que las peleas de gatos son un problema muy grave que si no conseguimos solucionar a tiempo se irán haciendo cada vez peores. Por eso mismo hay que actuar rápido, si veis que se están peleando hay que buscar una forma de distraerlos, un sonido fuerte como una palmada o un silbido puede servir, un chorro de agua que haga que se separen o tirarles algo blando como un peluche o una pelota de plástico para que se separen. No es muy recomendable utilizar las manos para separarlos pues no conseguiréis desviar su atención y corréis el riesgo de acabar con algún arañazo o mordisco. Además, cabe recordar que no hay que recurrir a los castigos físicos porque lo único que harán será aumentar el estrés del gato.

Una vez separados hay que mantenerlos a raya y descubrir cual es el problema para intentar poner fin a las peleas de gatos. En caso de que sean celos basta con prestarle más atención a ambos gatos, la esterilización si ambos son del mismo sexo, etc. También hay algunos tratamientos que pueden ayudar a evitar las peleas de gatos. Pero siempre, la mejor opción es consultarlo con el veterinario pues él es el experto en estos temas y os puede ser de gran ayuda.

Además os dejamos un par de enlaces que os pueden ser de ayuda para las pelas de gatos: Eroski y About.