Quién le pone el cascabel al gato

Hoy os vamos a hablar de otro refrán, esta vez es el de «Quién le pone el cascabel al gato».

Y quién le pone el cascabel al gato?

Según el Centro Virtual Cervantes «Quién le pone el cascabel al gato» significa:

Alude a la dificultad o imposibilidad de realizar algo por ser peligroso. Expresa la falta de voluntarios para tomar una determinación provechosa para todos, porque su puesta en práctica resulta muy arriesgada.

La frase «Quién le pone el cascabel al gato» proviene de «los mures con el gato», incluida en una colección de 69 apólogos que lleva por título «El libro de los gatos». Su autor fue un fraile inglés del siglo XIV, Odo de Cheriton, y la pieza llegó hasta los lectores españoles a comienzos del siglo XV. Con todo, la fama del dicho se debe en buena medida al fabulista Samaniego, quien recreó graciosamente la peripecia urdida por Fray Odo.

Samaniego tenia especial apego por lo gatos. En la Fábula VIII del Libro noveno, titulada «La Gata con cascabeles», ya se habla de ponerle el cascabel al gato. Por otra parte, la idea de los ratones confabulando para vencer a su peor enemigo aparece en la Fábula primera del Libro quinto: «Los Ratones y el Gato». Pero donde se lleva a cabo con éxito el plan es en la Fábula VIII del Libro tercero, «El congreso de los ratones».

En este link podéis encontrar más información.

Porque hay que ponerle el cascabel al gato?

Cómo os comentamos en el artículo de los gatos como especie invasora en algunas zonas, donde el gato puede deambular libremente por el campo, le ponen el cascabel al gato para que los animales que están a punto de ser cazados por el gato puedan huir al sentir el sonido del cascabel.

Por otra parte hemos leído que es conveniente cambiarle el cascabel al gato de forma regular puesto que, como todos sabemos, no son animales tontos y acaban por desarrollar alguna estrategia que hace que el cascabel que lleven no les suponga un impedimento a la hora de dar caza a la fauna.

También hemos de decir, por experiencia, que no conviene ponerle un cascabel muy grande a vuestro gato puesto que tienen un oído muy fino y un cascabel muy grande puede provocar importantes molestias.