Tama, la eterna y honorable jefa de estación

Hacía tiempo que queríamos hablar de Tama, una gatita que salvó la estación de Kishi de la ruina, pero siempre lo íbamos dejando. Ahora, debido a su fallecimiento el día 22 de este mes hemos querido dedicarle este artículo. DEP. 🙁

Tama, la gatita

La historia empieza con el nacimiento de Tama, en Kinokawa, Wakayama. La gatita creció junto a un grupo de otros gatos ferales que vivían cerca de la estación de Kishi. Tama y el resto de los gatitos se alimentaban de los que les daban los pasajeros y Toshiko Koyama, que por aquel entonces era el encargado de la estación de forma extraoficial. Por problemas financieros la estación cerró en 2004 provocando que Koyama adoptara a Tama y que la gente del pueblo protestara en contra del cierre de la estación, cosa que dio sus frutos y se revocó la orden.

En abril del 2006 la empresa encargada de la línea decidió despedir a todas las personas que trabajaban en las estaciones de la linea de Kishigawa para ahorrar costes. La gente que tenía negocios cerca de la estación pasaron a convertirse en jefes de estación. Así es como Koyama se convirtió, esta vez de forma oficial, en jefe de estación.

Tama, la jefa de estación

En enero del 2007 la compañía decidió nombrar de forma oficial a Tama como jefa de estación. Como jefa de estación, Tama, tenía la responsabilidad de dar la bienvenida a los pasajeros. El puesto de jefa venía con el sombrero de jefe de estación y un salario que la compañía le pagaba a Tama en forma de comida para gatos.

Tras nombrar a Tama jefa de estación la gente empezó a asistir por la curiosidad de que una gata hubiese sido ascendida a jefa de estación. Tama no solo consiguió salvar de la ruina la estación, si no que consiguió atraer a un montón de pasajeros cosa que repercutió de forma favorable en la economía de la zona.

Tama, la super jefa de estación

En 2008 y viendo los buenos resultados que había conseguido Tama la gatita fue ascendida a super jefa de estación. El título no únicamente era decorativo, también venía con una oficina (la que se ve en la foto) donde tenía su cajón de arena.

En la primavera del 2009 se estrenó un tren con dibujos de Tama y en 2010 se adaptó la estación de Kishi para que se pareciese a un gato.

Tama, la oficial de operaciones

En 2010 volvió a ser ascendida, esta vez a oficial de operaciones. Con lo que Tama pasó a ser la primera gata en tener un puesto ejecutivo en una empresa de trenes… Aunque desde Gato Vago creemos que, posiblemente, Tama haya sido la primera gata en tener un puesto ejecutivo en cualquier empresa. 🙂

Tama, la eterna y honorable jefa de estación

Y el 22 de junio del 2015 murió Tama de un fallo cardíaco a sus 16 años. Su funeral se celebró el 28 de junio donde acudieron unas 3000 personas para darle un último adiós y donde la empresa la ascendió a eterna y honorable jefa de estación.

Desde ese momento tomó el cargo de jefa de estación su sucesora Nitama (Segunda Tama), que llevaba en el puesto de aprendiz desde enero del 2012.

Y hasta aquí el artículo de Tama, la eterna y honorable jefa de estación. Desde aquí le deseamos que, esté donde esté, tenga su comedero siempre lleno de comida, su cuenco siempre lleno de agua y su arenero siempre limpio. 🙂