Te ha comido la lengua el gato?

En este artículo vamos a habar sobre el refrán «Te ha comido la lengua el gato?». 🙂

Te ha comido la lengua el gato?

A quien no le ha pasado nunca, sobre todo de pequeño, cuando alguien mayor te preguntaba alguna cosa y, por vergüenza, te quedabas callado y aquella persona te preguntaba si «te ha comido la lengua el gato?» a lo que automáticamente respondías sacándole la lengua. Así que normalmente se usa cuando alguien no habla demasiado, no responde a una pregunta que se le ha hecho o se queda pensativo mucho rato intentando buscar la respuesta a una pregunta.

De donde viene el refrán «Te ha comido la lengua el gato»?

Pues hay varias hipótesis al respecto y todas ellas son perfectamente válidas. La primera de ellas es que durante la Edad Media castigaban a los ladrones y malhechores cortándoles la lengua para dársela a los perros, gatos y ratones. La siguiente es bastante similar a la primera pero sucedió hace más de 2500 años en la Antigua Siria y la lengua se la cortaban a malhechores y a soldados vencidos para dársela al gato del rey. Otra versión que circula por Internet es la de que en la Europa Medieval las personas que agonizaban por la peste bubónica se les metían las ratas (y suponemos que también los gatos porqué si no no tendría ningún sentido el refrán) en la boca para arrancarles la lengua puestos que los enfermos quedaban con la boca abierta porque no podían respirar. La última que hemos encontrado trata sobre el gato de nueve colas (un instrumento de tortura) que se empleaba en los barcos ingleses cuando algún marinero revelaba un secreto que el capitán le había confiado.

Os adjuntamos un par de enlaces sobre el refrán «te ha comido la lengua el gato?», como siempre: La mirada de Luci y Yo sé porque.